La segunda temporada - Tras proclamarse reina de Castilla en Segovia a la muerte de su hermanastro el rey Enrique IV de Castilla, Isabel tendrá que ganarse junto a su marido Fernando de Aragón la lealtad y el apoyo de los nobles para consolidar su reinado. Sin embargo, un grupo de nobles contrarios a ella defenderá los derechos sucesorios de Juana, conocida como la Beltraneja.

Para ello, acudirán a Portugal, cuyo rey, Alfonso V, establecerá una alianza y declarará la guerra contra el bando isabelino. Comienza así lo que se conoce como la Guerra de Sucesión Castellana.

Tras ella, Isabel y Fernando, ya reyes de Castilla y de Aragón, se embarcarán en la Guerra de Granada, que durante diez años tendrá ocupados los esfuerzos militares del reino. El objetivo es conquistar -reconquistar, desde el punto de vista castellano- el Reino Nazarí.

Mientras tanto, se establece la Inquisición, se arrincona progresivamente a los judíos y se prepara el viaje hacia las Indias Orientales que propone un navegante llamado Cristobal Colón. Si en su camino hacia el trono, conocimos a una Isabel determinada pero dulce y joven, el ejercicio del poder y el sufrimiento personal, convertirán a Isabel en esa gobernante que con sus luces y sombras es uno de los más grandes personajes de la Historia de España y una mujer con una personalidad difícilmente imitable.

lunes, 14 de octubre de 2013

Capítulo 19 - Isabel da a luz al príncipe Juan. Los reyes ven cumplidos sus objetivos:

la victoria definitiva sobre Portugal y un heredero varón para las coronas de Castilla y Aragón. No obstante, Isabel no ceja hasta lograr encerrar a su enemiga Juana en un convento. Pero las consecuencias de ser madre y reina se manifiestan con toda su crudeza en el alto precio que habrá de pagar por firmar la paz.

Isabel y Fernando difieren sobre la conveniencia de pactar con Francia e implantar la Inquisición, dos asuntos de gran importancia para el futuro del reino. Ambos intentan conseguir sus objetivos a espaldas del otro. Cuando Fernando lo sepa se sentirá traicionado. Beatriz de Osorio saca partido de las desavenencias conyugales.

Mientras, en Granada, Muley-Hacén ha logrado conquistar a Isabel de Solís, a quien ahora llama Zoraida. La joven cristiana espera un hijo del emir. Aixa, cada vez más inquieta por su futuro y el de su hijo Boabdil, busca apoyos para derrocar a su esposo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario